Por qué invertir en proyectos inmobiliarios es una opción para pequeños ahorristas

Publicado el

A partir de los avances tecnológicos y las crisis recurrentes, el mercado inmobiliario ofrece nuevas oportunidades a pequeños ahorristas que permiten invertir en construcción, una opción hasta hace poco tiempo reservada a los poseedores de capitales importantes. En realidad, los ladrillos siguen siendo una inversión inmobiliaria de las más seguras, y hay nuevas reglas de juego que protegen a los compradores.

Por qué invertir en proyectos inmobiliarios

Después de las lecciones que dejaron las crisis de los últimos años, los pequeños ahorristas se encuentran ante el dilema de decidir qué hacer con su capital.

La compra de un departamento es considerada una de las inversiones más seguras pero también de las menos accesibles. Pareciera que no se puede hacer mucho más que constituir depósitos a plazo fijo o atesorar moneda extranjera en el hogar, corriendo grandes riesgos.

Sin embargo en los últimos tiempos han aparecido oportunidades en el mercado inmobiliario que permiten invertir sumas pequeñas en emprendimientos. Permiten garantizar la seguridad de los ahorros, con la ventaja de convertir la inversión en un bien tangible  como es un departamento.

Muchas personas dudan acerca de la rentabilidad real de una inversión inmobiliaria. Es cierto que esta puede ser fluctuante, y disminuir un poco en épocas de crisis, pero también lo es que el departamento mantiene y hasta puede aumentar su valor.

Por ejemplo, según publicaciones del sector, en la ciudad de Buenos Aires la propiedad horizontal registró un aumento de casi el 80 %  en comparación con los valores del año pasado.

Es así que, si el alquiler no satisface las expectativas del inversor, siempre se puede poner el departamento en venta y recuperar con creces la inversión.

edificio en construcción

Cómo invertir en construcción de departamentos

Una de las modalidades que está tomando mayor envergadura es la participación en el financiamiento colectivo de un proyecto inmobiliario desde el pozo, bajo la figura del fideicomiso.  

Éste consiste en que el cliente paga un adelanto para asegurarse la unidad y luego paga cuotas mientras se construye el edificio, para recibir la vivienda al final del proceso, a un precio inferior que si la hubiese comprado terminada.

Con frecuencia los inversores dudan ante la posibilidad de comprar desde el pozo, debido al riesgo de que se detenga la construcción. De hecho, la inversión inmobiliaria implica inmovilizar el capital durante un tiempo bastante extenso. Si a esto se le suma la posibilidad de que la empresa constructora no pueda continuar, el riesgo se multiplica.

Sin embargo, a partir de la modificación del Código Civil y Comercial, los desarrolladores están obligados a contratar un seguro de caución a favor del comprador.

A diferencia de un seguro tradicional, el seguro de caución funciona como un aval a la compañía desarrolladora, y cubre la devolución del dinero con intereses en caso de interrupción de la obra en construcción.

Nuestras recomendaciones

Si la idea es invertir en proyectos inmobiliarios, nuestra recomendación es elegir un departamento que se caracterice por su calidad y funcionalidad pero sin perder estética.  La compra de una vivienda no es sólo una inversión; es una decisión para toda la vida.

Mira también: Que mirar para comprar un departamento en pozo

También te recomendamos: ¿Compro departamento en pozo a estrenar?

Seguinos en Facebook, Twitter, Instagram o Google+

Nota adicional: Qué hacer con los dólares Financiamiento colectivo: puntos a favor y en contra de una modalidad que atrae al pequeño inversor


Categorias:

No hay comentarios en "Por qué invertir en proyectos inmobiliarios es una opción para pequeños ahorristas"

    Deja un comentario

    Contacto